Menú

Licencia

Creative Commons License


La Castellana está licenciada bajo Creative Commons

Visitas


La Castellana
Revista digital bimensual
Poesía joven en español

Los derechos de los textos
y pinturas publicadas aquí
pertenecen a sus respectivos
autores.

Dirección y Selección
Víctor Salinas Rubio
vsalinas@e-absenta.com


 
8:46 PM


Michelle Valencia
(Chile, 1975)


Estallidos de conciencia
El anochecer y sus secretos
contiene toda la alquimia
de los sueños de los hombres.
Los pensamientos viajan
a la velocidad de la luz.

Fundidos en el hálito de la oscuridad
intercambian su fuego creador
para volar más allá del tiempo,
y se tropiezan, se elogian y se aplauden,
se comentan unos con otros,
algunos se sabotean solos
incluso aún dormidos, 
o simplemente se desvanecen.

Pero el alma del que piensa
aún dormido,
siempre se retroalimenta;
Y nacen las revelaciones oníricas,
los estallidos de conciencia,
las señales arquetípicas, los mensajes y los símbolos.

Un vértigo anuncia el Eterno retorno.
Y la memoria arcaica sigue latente
a pesar de las contradicciones inmanentes,
vivas, respiran como el mismo planeta.

Un nuevo día ha nacido
para el alma del que piensa,
del que vive de los sueños;
nada, todo;
Nunca nada será igual
en el giro de sus días.


La separación del átomo
Esta conversación comenzó
más allá de las horas contables,
con la separación del átomo
en nuestras venas,
junto al baile de las estrellas
y el juego del viento
sobre las calles desoladas.

Dando palos de ciegos,
como mudos, castrados,
el alma se hizo invisible;
solo quedó la sangre y la pluma
y la risa de los niños que fuimos.

Un espanto de no ser siendo
nos alertó,
mientras caminábamos hacia la muerte,
solo a minutos de haber nacido,
para desintegrarnos,
para volver encontrarnos,
en un gran átomo.

Tiempos difíciles
Mírame por favor, porque tenía razón
el tiempo anunciaba terribles catástrofes
las líneas de las manos
las cartas astrales
el tarot
los cielos y las estrellas
la luna y los árboles
tomando siniestras formas y símbolos

Los sueños anunciaban tiempos difíciles
grandes elefantes caían tumbados
en circos inundados por sus profundas lágrimas
y tú me mirabas inquieto.
Mírame dulcemente, si acaso no es verdad?
aunque los ruidos de las calles
anuncien que se llevarán ventanas y puertas
y las olas,
seres a descansar en paz.
¿Que podemos hacer?
solo tomarnos de las manos 
y volar por los aires
mirarnos de frente
cantar nuestras canciones
así no es tan difícil

Tienes miedo del cielo azulino
de esta dura realidad que nos rodea
tu que en tiempos difíciles
me diste fuerza
y me acompañaste cálidamente
te digo ahora, abracémonos mejor
enséñame que existe ese sueño
que todos esperábamos alcanzar
dejemos que los vaticinios
nos anuncien cómo vivir la vida.
Vamos a conquistarla.

Visiones: 527 | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 1
1  
a1jajaja! Para que luego me dige1is a med que busco hasta la obsesif3n reoatzs de hogar en el norte de c1frica. No soy el fanico.Muy aute9ntico. Bonito detalle, Paco. Por cierto, a mi ama le ha hecho mucha gracia lo de la Rua del Matrimonio.

Nombre *:
Email *:
Código *: